Muy buenos días a todas y a todos ustedes. Sean todos bienvenidos  aquí a su casa, a la Secretaría de Educación Pública.

Saludo en primer lugar y con mucho gusto al gobernador de Oaxaca, al licenciado Gabino Cué Monteagudo, gobernador de Oaxaca y presidente recién electo de la Conago, a quien lo felicitamos y a quien también quiero hacer aquí un reconocimiento público por su compromiso por la educación.

Como todos ustedes saben, hace apenas unos meses, tanto el presidente de la República como el gobernador de Oaxaca tomaron una importante y valiente decisión, que fue retomar la rectoría del Estado en materia educativa en esa entidad. Muchas gracias, señor gobernador, y desde entonces hemos trabajado de la mano y avanzando en esta transformación educativa, en uno de los estados que más lo necesita que es Oaxaca. Bienvenido, Gabino a tu casa.

Saludo también con mucho gusto al maestro Juan Díaz de la Torre, presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación. Quisiera también, aprovechando esta ocasión y estando aquí en su casa, maestro, y saludo también aquí a todos los miembros del Comité Ejecutivo Nacional del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación que nos acompañan, y por supuesto a las maestras y a los maestros que el día de hoy nos acompañan.

Quisiera también, maestro, hacerle un reconocimiento a usted, a su Comité Ejecutivo, al magisterio y a las maestras y a los maestros de México. Usted y el sindicato han entendido los nuevos tiempos. Ustedes han entendido, y no sólo entendido sino se han sumado y han participado de manera activa en esta profunda transformación de la educación por México; han demostrado ese compromiso que históricamente han tenido con la educación, por supuesto con los maestros, pero particularmente con el país, demostrando que hoy, reitero, no únicamente se suman, sino que son parte fundamental de este cambio y de esta transformación, y no sólo de ésta. Yo también lo quiero felicitar por diversas medidas que ponen al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación a la vanguardia, por ejemplo en temas como transparencia, en un convenio que firmaron recientemente  con el Instituto Nacional de Acceso a la Información, y del cual tuve la oportunidad de ser testigo. Así es que mi más profundo reconocimiento y sean todos ustedes bienvenidos a esta casa, Maestro.

Y aquí quisiera, como lo hice, maestro Juan Díaz de la Torre, en mi primer evento público después de haber sido nombrado por el presidente de la República como secretario de Educación, a finales de agosto, en Monterrey, donde tuve la oportunidad de estar en un congreso con ustedes, y siguiendo lo que en su momento, justamente, en el discurso de clausura del 30 de diciembre, cuando se formó el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, el 30 de diciembre de 1943, el entonces secretario de Educación, Jaime Torres Bodet, que tenía apenas diez días de haber sido nombrado por primera vez secretario de Educación, planteó a los maestros y a su reciente líder, el historiador Luis Chávez Orozco, al decirles que les ofrecía pleno y absoluto respeto a la autonomía de este nuevo gran sindicato que se conformaba, y que a su vez también pedía plena autonomía a las decisiones que le tocaba tomar a la autoridad. Pero que en conjunto, esas dos autonomías estaban obligadas a trabajar en plena armonía, en beneficio de los maestros, de los niños y de la construcción de la patria.

Y siguiendo ese sentido, como lo dije en Monterrey, maestro, se lo digo a usted, al magisterio y a todos los maestros y maestras de México, mi ofrecimiento a que cada quien, caminando por la vereda que le toca, respetando nuestras mutuas autonomías, podamos caminar hombro con hombro y codo con codo, en beneficio de los maestros y de la educación en el país. Sean  bienvenidos todos.

Saludos también con mucho gusto a la doctora Teresa Bracho, miembro de la Junta Directiva del INEE. Muchas gracias por estar una vez más aquí, Tere. También a la doctora Margarita Zorrilla, también miembro de la Junta Directiva del INEE. Muchas gracias por estar aquí.

Y por supuesto al maestro Jaime Valls, presidente de la ANUIES, a quien también quiero agradecer el apoyo permanente de esta institución y de nuestra colaboración en muchos aspectos, incluido el del día de hoy, en el que estaremos presentando esta estrategia, esta nueva estrategia nacional de capacitación y formación continua para los maestros.

Y aprovecho para saludar a todos los rectores y a las rectoras que nos acompañan el día de hoy.

Señor director del Instituto Politécnico Nacional.

Y a distinguidos miembros de la sociedad civil, que también están hoy aquí.

De la academia.

Funcionarios internacionales.

Y por supuesto, de la Secretaría de Educación, haciendo un especial reconocimiento a los subsecretarios de Educación Básica, Javier Treviño Cantú; y de Educación Media Superior, Rodolfo Tuirán, ya que han sido ellos quienes han desarrollado la estrategia que en un momento más estaremos presentando.

Es un gran gusto para mí recibirlos el día de hoy en el edificio sede de la Secretaría de Educación Pública, el cual, desde su fundación en 1922, fue concebido como un espacio abierto y a disposición, como es hoy, de todos los mexicanos.

Precisamente su primer titular, José Vasconcelos, cuya estatua flanquea hoy aquí, este evento, afirmó meses antes de asumir el cargo, en el marco de la celebración del 15 de mayo —y cito textual—, que “es verdaderamente maestro el que trata de aprender y se empeña en mejorarse a sí mismo“.

Vasconcelos tenía claro que los mejores docentes son aquellos comprometidos con su propio desarrollo profesional; aquellos que permanentemente, actualizan sus conocimientos y sus métodos; aquellos, que en suma, no solo se dedican a enseñar, sino también a aprender a lo largo de su vida.

Por su parte, don Jaime Torres Bodet —de quien hablaba hace un momento—, que también flanquea éste evento, del otro lado, concebía a los maestros mexicanos como el principal forjador de la patria.

Decía Torres Bodet: “ese maestro, es México mismo que va regando, en la imaginación de sus hijos, la semilla de nuestra nacionalidad y de nuestro fervor en el porvenir“.

Y por ello, retomando la esencia tanto de Vasconcelos, como de Torres Bodet, y plenamente consciente de la importancia y de la centralidad del magisterio, el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, ha hecho del desarrollo profesional docente uno de los pilares de la transformación educativa que se está llevando a cabo con la reforma.

Y hoy estamos aquí presentes, para presentar esta estrategia de formación continua para todos los maestros y docentes de Educación Básica y de Educación Media Superior.

Hace exactamente una semana, el lunes pasado, en este mismo espacio, en este mismo patio, di a conocer los resultados de la primera evaluación de desempeño de las maestras y de los maestros de México.

Y aquí quiero reiterar mi más amplio reconocimiento a todas y a todos los maestros que con gran entusiasmo, han sido parte de este proceso histórico. Sé, y estoy muy consciente de ello, que ha sido un proceso difícil, que sin duda alguna, muchos maestros sintieron incertidumbre, angustia e incluso temor.

Pero también sé, y también sé que nosotros como autoridad —y lo decía hace una semana—, tenemos mucho que mejorar en el proceso de organización de las evaluaciones.

Sin embargo, pese a lo inédito de este proceso, pese a todas estas dificultades que se presentan siempre que hay grandes cambios y que es la primera vez que se implementan, el 90 por ciento de los maestros que fueron convocados, acudieron a la evaluación.

Por lo cual, quiero reiterarles aquí mi más sentido reconocimiento y felicitación por cumplir con México, por cumplir con su obligación, y demostrar que en este país tenemos maestros —que son la mayoría—, maestros responsables, maestros que quieren mejorar, y maestros de una extraordinaria calidad.

¡Muchas felicidades a todos ustedes!

Y aquí es precisamente donde quiero recordar que la evaluación, y así siempre ha estado planeado, no es un fin. Es tan sólo un medio para poder lograr una educación de mayor calidad.

La evaluación y eso también hay que decirlo ha hecho posible transitar de un sistema opaco, arbitrario e injusto a un sistema que privilegia la dedicación personal y el esfuerzo profesional basado en derechos  y obligaciones.

Ustedes  maestros cumplieron plenamente con su obligación de evaluarse y es ahora a nosotros, las autoridades, que tenemos la obligación como lo marca también la Reforma Educativa de responderles a través de un Programa de Formación Continua y Desarrollo Profesional Docente de la mayor calidad posible que responda a la propia responsabilidad que ustedes le están demostrando a México.

Si bien México, y eso lo saben ustedes  maestros, cuenta con una larga tradición de capacitación docente también es cierto que en términos generales ésta ya no respondía a las demandas de siglo XXI.

Así nos lo han señalado los expertos y otros organismos internacionales, pero de manera muy particular nos lo han dicho los propios  maestros.

Ahora que estoy recorriendo el país y estoy visitando sus escuelas y estoy teniendo un diálogo directo  con los  maestros y las  maestras  que están frente a grupo.

Diálogos abiertos y sin filtro, no hay escuela en la que no haya estado en la que algún  maestro o muchos de ellos me hayan dicho que los cursos de formación o no tienen la pertinencia suficiente o muchas veces no tienen la calidad que merecen o que en muchas otras ocasiones simplemente se toman para acumular puntos, pero que realmente no están sirviendo para mejorar la formación de los  maestros.

Esa es una realidad y es una realidad que  conocemos y que admitimos.

Y precisamente por ello, es que el día de hoy como parte central de la Reforma Educativa. Reforma que como lo hemos dicho en diversas ocasiones tiene siete prioridades y que una de ellas, es la formación profesional docente de los  maestros empezando con la educación inicial.

Si el fortalecimiento de las normales que estaremos presentando próximamente y por supuesto, también la nueva tarea que tienen ahora nuestras universidades, ya que como saben ahora cualquiera que tenga un título de licenciatura que quiera presentarse al examen para ser  maestro lo puede hacer, así es que junto con las normales hoy nuestras universidades tienen también un papel muy importante en ello.

Y como parte de esto está la evaluación, pero reitero la evaluación no como un fin. La evaluación como un medio para conocer cuáles son las fortalezas y cuáles son las áreas de mejora de cada uno de los  maestros.

Y la contrapartida de la evaluación, el otro lado de la moneda de la evaluación es lo que hoy estamos presentando que es una de las piezas más importantes de la reforma educativa.

La formación de cada uno de los  maestros, la capacitación y por supuesto, cómo pueden ir mejorando con el tiempo.

Y para ello, permítanme resumir esta nueva estrategia Nacional de Formación Profesional Docente en siete puntos.

El primero de ellos, es el presupuesto y el monto que se está invirtiendo. Hemos pasado de un presupuesto para la formación profesional docente de los  maestros de 200 millones de pesos, que era lo que se tenía hasta el año 2015, a un presupuesto de mil 809 millones de pesos; es decir, es un incremento de casi 900 por ciento y esto es en justicia sin duda alguna de poder ofrecer como nunca antes una formación profesional docente para los  maestros y las  maestras de México.

El segundo punto y esto es muy importante reiterarlo, todos estos cursos que se ofrecerán, diplomados y posgrados, que en un momento más estaré explicando serán total y absolutamente gratuitos para las  maestras y los  maestros de México.

Tercer punto y característica. Estos cursos y la formación profesional docente se ofrecerá a todos y reitero a todos los  maestros de educación pública que están dentro del Servicio Profesional Docente, sin duda tendrán prioridad, quienes han obtenido una calificación insuficiente en el resultado ya que pronto tendrán que estar presentando por segunda vez el examen pero la capacitación y la oferta de desarrollo profesional docente será para todos los  maestros, es decir, estamos hablando que está oferta será para un millón, casi un millón 200 mil  maestros.

Un millón de  maestros de Educación Básica y 135 mil  maestros de Educación Media Superior.

Cuarto punto. Estos cursos serán un traje hecho a la medida de las necesidades de las  maestras y de los  maestros de México.

A partir de la información que nos arrojaron las evaluaciones se ofrecerán cursos en dos vertientes. Por un lado, en el dominio de conocimiento disciplinares y por el otro, en el fortalecimiento de competencias docentes, es decir pedagógicas.

Y la oferta de los cursos se va organizar de la siguiente manera:

Para un primer grupo, que son los maestros que ya presentaron la evaluación, los maestros que presentaron la evaluación en noviembre, diciembre y enero de este año, y de quienes hemos dado los resultados, será el primer grupo.

Y a su vez, éste estará dividido para los cursos que se ofrecerán a los maestros que obtuvieron  resultados insuficientes y que, reitero, tendrán que repetir la evaluación en noviembre de este año.

Para estos casos, cada maestro de Educación Básica contará con el acompañamiento de un asesor técnico pedagógico que en una sesión personalizada le ayudará a analizar su informe de resultados, priorizar sus áreas de oportunidades, y seleccionar los cursos más apropiados para su desarrollo. Esto incluirá cursos de conocimientos disciplinares y de competencias pedagógicas, así como cursos de preparación para la evaluación; es decir, portafolios de evidencia y planeación didáctica argumentada.

Para quienes obtuvieron un resultado suficiente y que presentarán la evaluación hasta dentro de cuatro años, de igual manera, a partir de su diagnóstico personalizado y del acompañamiento del asesor técnico pedagógico, podrá elegir entre un extensa de opciones para el fortalecimiento de conocimientos disciplinares y competencias pedagógicas.

Y finalmente, para quienes obtuvieron resultados Buenos, Destacados y Excelentes, de igual manera, a partir de este diagnóstico personalizado y el acompañamiento de un asesor técnico pedagógico, podrán elegir las opciones que más les convengan en su carrera con un horizonte de cuatro años.

El segundo grupo de cursos que se estará ofreciendo es para los maestros que estarán presentando por primera vez la evaluación en noviembre de este año. Ellos encontrarán cursos de preparación para la evaluación; es decir, portafolio de evidencias y planeación didáctica argumentada; cursos para fortalecer sus conocimientos disciplinares y competencia didáctica.

Para el tercer grupo será los cursos que se ofrecerán a los docentes de nuevo ingreso. Como ustedes saben, y muchos expertos coinciden, los primeros años de la carrera de un profesor son cruciales para el resto de su trayectoria, y por eso es que se ofrecerán estos Cursos de Competencias Docentes en Educación Básica, como ya sucede en Educación Media Superior, además de que también estarán acompañados por un tutor.

Y finalmente el cuarto grupo de cursos estará dedicado a quienes aspiran a posiciones de dirección, tanto directores como supervisores, a quienes tendrán una amplia gama de cursos en función de sus necesidades, de quienes ya se evaluaron a partir de ese diagnóstico y de quienes estarán próximamente concursando por estos puestos también estará esta oferta.

Y precisamente por ello, y ése es el quinto punto, la oferta de cursos que se va a ofrecer es de una inmensa variedad. Es un traje a la medida de las necesidades de cada uno de los maestros. Como ustedes saben, cada puesto docente y directivo cuenta con un perfil de desempeño que detalla cinco dimensiones, 17 parámetros y 68 indicadores para la Educación Básica y 49 para la Educación Media Superior, y éstas son las competencias que se requieren para brindar un servicio educativo de calidad.

Y por ello, de acuerdo a estos perfiles, parámetros e indicadores, que también son utilizados para diseñar las evaluaciones, vamos a ofrecer 500 cursos, repito, 500 cursos para los docentes de Educación Básica y más de 50 para los docentes de Educación Media Superior.

Y la oferta, obviamente se irá adaptando, aumentando, diversificando, conforme las necesidades de los maestros también vayan creciendo.

El sexto punto, es que éste es un modelo de formación mixta. Es decir, con aplicación en el aula y modular, y con una capacitación que combina la modalidad a distancia y presencial. La combinación del aprendizaje a distancia con el presencial, tiene la gran ventaja que permite a nuestros maestros estudiar donde y cuando lo prefieran.

Un problema recurrente que me señalan cuando estoy visitando las escuelas, es que los cursos, además de lo que ya comentamos, de que no siempre tienen la calidad o la pertinencia necesaria, muchas veces implican dificultades logísticas, gastos de traslado, y horarios poco flexibles.

La formación en línea responde a estas dificultades, ya que los materiales podrán descargarse en cualquier dispositivo electrónico; y en el caso de los maestros que no dispongan de acceso a computadoras con Internet, les haremos llegar los materiales de forma impresa.

Por otra parte, este nuevo modelo de formación continua, permite desarrollar competencias y conocimientos significativos y pertinentes para sus actividades cotidianas en el aula. Cada maestro tomará un curso en línea, acompañado de un facilitador para estudiar la teoría, y posteriormente podrá reunirse en círculos de estudio de Educación Básica, y academias de Media Superior, para reflexionar de manera colectiva, plantear casos y discutir soluciones.

Y finalmente, se aterrizarán los aprendizajes en un proyecto de aplicación concreto al aula.

Por último, ese nuevo modelo de formación continua permitirá a nuestros maestros construir trayectos de formación continua con un horizonte de cuatro años.

Cada año, con base en su plan personalizado, podrán tomar de uno a tres cursos de 40 horas o más cada uno, lo cual les permitirá, además de responder a sus necesidades inmediatas, acreditar los módulos necesarios para completar títulos de especialidad, diplomados o incluso posgrados.

Y finalmente, el séptimo punto. Será primordialmente, a través de las universidades de mayor calidad en el país tanto públicas como privadas, que se ofrecerá esta amplia gama de cursos.

Las universidades, a quien quiero agradecer una vez más el apoyo que están dando a la Educación Básica y a la Educación Media Superior, y reconocer el trabajo que ha hecho la ANUIES y todos los rectores y rectoras aquí presentes y otros más para poder venir a fortalecer a la Educación Básica y a la Educación Media Superior.

Serán estas universidades, reitero, tanto públicas como privadas, de la mayor calidad en el país quienes diseñarán los cursos, ofrecerán las tutorías y van a asesorar a los proyectos de aplicación en el aula y a la mejora de los cursos semestralmente.

De igual manera, también estarán participando en este proceso algunas de las normales del país, quienes sin duda podrán fortalecer esta oferta a través de la experiencia y los conocimientos que tienen particularmente en las áreas pedagógicas.

Todas las contrataciones que se harán con universidades y con todos los que participen en diversas licitaciones se harán de manera plenamente transparente, con testigo social y además buscando una lógica plurianual para que podamos darle certidumbre a un proceso de tanta importancia para los maestros y las maestras de México.

Por último, decirles aquí que a partir del 14 de marzo, es decir, a partir del próximo lunes, todos los maestros y maestras encontrarán en un portal único de formación profesional docente toda esta variedad de cursos a la cual podrán acceder y quienes han hecho ya la evaluación a partir de su clave podrán acceder a los diversos cursos que se estarán ofreciendo, así como iniciar el proceso en el que serán guiados por un asesor técnico pedagógico, para poder interpretar sus resultados y en función de ello escoger el mejor camino a partir de la oferta de cursos.

Cursos que iniciarán el 15 de abril de este año dando prioridad a aquellos maestros que obtuvieron un resultado insuficiente en la evaluación ya, que como lo dije hace un momento, en noviembre tendrán que estar repitiendo la misma.

Iniciaremos con ellos y a partir del 15 de abril se irán agregando el resto de los cursos para las diversas necesidades de los maestros, repito, tanto de los que ya se evaluaron y a partir de los resultados que obtuvieron, así como de quienes se van a evaluar en noviembre, de quienes son maestros de nuevo ingreso y de quienes estarán también aspirando a puestos directivos y concursando por una plaza.

Señoras y señores. Torres Bodet decía que los maestros son además de guía de sus discípulos, mensajeros auténticos de la patria.

En un país como México, tan diverso y con tantas desigualdades, decía el mismo Torres Bodet, la función del maestro asume un aspecto de extraordinaria importancia: ligar a los que se sienten más alejados y hacer de sus enseñanzas un medio cordial de unificación.

Hoy en el Gobierno Federal, a la mitad de uno de los procesos más profundos y más importantes de transformación de la educación, estamos convencidos de que las maestras y los maestros de México no únicamente son la columna vertebral del sistema educativa, sino son la columna vertebral del Estado mexicano.

Son ustedes, como lo pensaba Torres Bodet, los formadores de la patria. Está en sus manos no sólo el futuro, sino el presente de México. Ustedes, a través de su talento, a través de su dedicación, a través de su vocación están moldeando el futuro y el rostro de México.

Y por ello, con esta reforma y particularmente con esta estrategia, esta nueva estrategia nacional de formación y desarrollo profesional docente estamos respondiendo a que podamos tener mejores maestros. Maestros que puedan moldear un mejor México para juntos hacerlo más libre, más próspero y mucho más productivo.

Muchas gracias a todos.